Fallece uno de los operarios valencianos que sufrió quemaduras en una deflagración en la gasolinera de Carrefour

 

Según indica el diario digital “El Levante”,  se trata del vecino de Paiporta, Áleix Ferrando, que pese a los intentos de los médicos por estabilizarlo, ayer al mediodía fallecía en la unidad de Quemados del hospital de Sevilla al que había sido derivado dada su gravedad, según las fuentes consultadas por el periódico.

El otro compañero, Ángel P., de 33 años y natural de Antella, tuvo mejor suerte y fue dado de alta horas después del siniestro tras ser atendido de un corte en la pierna. Según cuenta el diario  “en su caso la deflagración le cogió a una distancia mayor, pero su compañero no tuvo tiempo de reacción al encontrarse junto al foco de la fuente de calor.”

«La explosión me desplazó unos metros pero a mi compañero le pilló de pleno», explicaba todavía con el miedo en el cuerpo el operario de Antella sin saber todavía que su compañero había fallecido. Como consecuencia de la deflagración de los gases acumulados algo salió despedido y le provocó un gran corte en la pierna izquierda. «Me tuvieron dos horas con goteros pero luego me dieron el alta», aclara el herido al diario, a la vez que se preocupaba por el estado de su compañero.

Según confirma el diario  “Áleix, de 36 años, había fallecido al no poder superar las graves quemaduras que sufría en el 70 por ciento de la superficie corporal. El trabajador valenciano deja viuda y dos hijas pequeñas.”

Ambos heridos, naturales de Antella y Paiporta, se encontraban junto con otro compañero realizando tareas de mantenimiento en las instalaciones de la gasolinera. El fallecido es un trabajador experimentado que lleva ya ocho años en la empresa, según las fuentes consultadas por este periódico. Los dos realizaban este trabajo a diario y tenían en cuenta todas las medidas de seguridad habituales para evitar este tipo de combustiones.

Los servicios sanitarios desplazados al lugar de los hechos los atendieron en el lugar y trasladaron a ambos heridos al hospital Punta Europa de Algeciras. No obstante, debido a la graves quemaduras que presentaba el operario Áleix Ferrando, éste fue evacuado a las diez de la noche a la Unidad de Quemados del hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

Los médicos trataron de estabilizarlo y lo sedaron para paliar su dolor, pero el valenciano no pudo finalmente superar las quemaduras y falleció en el citado centro hospitalario. Allegados a él aseguran que era una gran persona y un excelente profesional. Paiporta se sumó ayer, tras conocer la noticia, al dolor de su mujer e hijas.

 

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.