La nueva inhabilitación de Alonso Rojas y Antonio Rodríguez es otro ejemplo más de la nefasta gestión socialista

Los andalucistas instan una vez más al PSOE a pedir perdón por la herencia de ruina económica y el desastre de administración

Alonso Rojas en una imagen de archivo.

El Grupo Municipal Andalucista de Los Barrios califica de indignante la nueva condena al ex alcalde socialista Alonso Rojas que le inhabilita a tres años y seis meses más para cargo público por prevaricación urbanística. Para los andalucistas esta nueva condena a la gestión del PSOE en el Ayuntamiento de Los Barrios es una prueba más, de las múltiples que existen, de la nefasta gestión socialista de la entidad municipal.

Como se ha hecho público, el ex alcalde socialista de Los Barrios Alonso Rojas y el ex concejal de Urbanismo Antonio Rodríguez han sido condenados a tres años y seis meses de inhabilitación para cargo público por prevaricación urbanística. Esta fue la pena acordada por las partes antes de iniciarse la vista oral prevista para este lunes en el Juzgado de lo Penal número 3 de Algeciras por la denuncia iniciada por un ciudadano contra el bar Juma, ya desaparecido, por las molestias y ruidos provocados entre los años 2006 y 2011.

Para los andalucistas es indignante el reconocimiento una vez más públicamente de la nefasta gestión socialista, donde como se da cuenta en este proceso judicial la disciplina urbanística fue vulnerada ampliamente por el equipo de gobierno socialista de la época.

Esta tropelía en la gestión municipal se une a las múltiples más que pesan sobre los ex alcaldes socialistas y el PSOE: como el dejar al irse del Ayuntamiento dos nóminas sin pagar; una deuda de más de 30 millones a acreedores; más de quince años sin pagar a Seguridad Social y Hacienda; la quiebra total de las cinco empresas municipales; unos servicios públicos mínimos o una plantilla municipal saturada, llena de contrataciones irregulares, haciendo imposible el abono de sus nóminas.

Así, una vez más, el Grupo Andalucista insta al PSOE y a sus ex alcaldes a pedir perdón de una vez al pueblo de Los Barrios por toda la ruina dejada en herencia, más de 220 millones de deuda, y que sus ciudadanos sufrirán durante décadas.

Los hechos que se juzgaban comenzaron en el año 2006, cuando el Café Bar Juma, ubicado en la calle Gerardo de Diego, cambió de titularidad y solicitó nueva licencia de apertura. El Ayuntamiento de Los Barrios concedió la licencia en diciembre de 2007 para el desarrollo de una actividad de cafetería. Sin embargo, el bar, antes de que tuviera la licencia y hasta que cesó su actividad de forma voluntaria, no realizó la actividad para la que había sido autorizada con las condiciones y requisitos legales y administrativos fijados referidos a horario de apertura, volumen de ruidos, emisión de humos y olores.

Según el escrito de acusación, este local infringió repetidamente la normativa administrativa reguladora de este tipo de actividades. El informe redactado por juez señalaba que entre el 31 de mayo de 2006 y el 26 de agosto de 2009 se registraron un total de 15 quejas o denuncias en el Ayuntamiento de Los Barrios por los ruidos intolerables.

El fiscal responsable de la causa señaló que la continuada exposición a los ruidos ilícitos procedentes del establecimiento desde el año 2006 y hasta febrero de 2011 había generado una posibilidad de grave perjucio en la salud de los vecinos, habiendo sufrido éstos constantes molestias. El ministerio fiscal concluyó que los acusados, Alonso Rojas y Antonio Rodríguez, eran conocedores de los expedientes, las quejas y las denuncias.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.