Jorge Romero: “No es normal que tengamos que readmitir a una administrativa que cobrará más que el alcalde”

Jorge Romero, atendiendo a los micrófonos de Acento TV/ 8.

Según se conoció ayer, la sala de lo Social del Tribunal Supremo rechazó el recurso de casación interpuesto por el Ayuntamiento de Los Barrios contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número de Algeciras de 22 de octubre de 2012 en favor de María de los Ángeles G. P.

Ante esta sentencia contraria para los intereses públicos del Ayuntamiento de Los Barrios, el alcalde barreño, Jorge Romero Salazar, ha realizado unas declaraciones a las cámaras de Acento TV / 8 para mostrar su desacuerdo con la sentencia.

Romero ha manifestado que “como alcalde de los barrios estoy preocupado de que intentemos poner soluciones a los problemas que recibimos y que desde la Justicia no pongamos este respaldo. Además estoy preocupado porque esta artimaña, que es una artimaña organizada por gente que no quiere a nuestro pueblo, ha funcionado para algunos y además va en perjuicio de los propios ciudadanos de Los Barrios”.

En este sentido, el edil municipal ha expresado que “estoy preocupado como alcalde porque estas acciones que se hacen desde la prevaricación nos cuestan dinero a los ciudadanos. Y como ciudadano, estoy indignado de que haya gente que no tenga responsabilidades ninguna y que sea la trabajadora que más cobre en este ayuntamiento”.

Para Romero, esta sentencia da un mal ejemplo para la sociedad, ya que “la sociedad necesita noticias de que para poder acceder a un cargo público hay que pasar un proceso de selección, demostrar una valía o aprobar una oposición y no de una persona que ha entrado de esta forma y ya tiene la oportunidad de quedarse para los restos”.

Además el alcalde expresa que “no sé cómo va a terminar esta historia, hemos pagado la sentencia y los salarios de tramitación. Y no tenemos ningún tipo de interés en que se incorpore al Ayuntamiento una persona que va a cobrar más que nadie, y además sin ninguna responsabilidad, ya que una auxiliar administrativa no tiene responsabilidad, o la que tiene es mínima. Lo más lógico es que se llegase a un acuerdo y se le pagar un finiquito”.

Romero también denuncia que “de inicio esto está viciado. Que una empresa municipal llamada GAMA contrate a una auxiliar administrativa, que el gerente es marido de esta persona, cobrando más de 100.000 euros, y que el salario sea impuesto de 73.000… Y tampoco es normal que haya rumores que esta señora los primeros años de contrato no vino a trabajar al Ayuntamiento”.

Pese a esta sentencia, Romero asegura que “seguimos dando superávit y seguimos defendiéndonos de intereses personales. Además, de 40 juicios hemos perdido tres y hemos ganado el resto”.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.