David Galván: “La pasión y el clasicismo son las bases de mi toreo”

 

David Galván nació el 27 de marzo de 1992 en San Fernando (Cádiz) pero con apenas 9 meses se marchó a Gran Canaria, tierra de su familia materna, en donde pasó los primeros 7 años de su vida. Posteriormente se instaló en San Fernando hasta que se apuntó a la Escuela Taurina con 13 años. A partir de entonces empezó un vínculo con el mundo del toro del que ya no se ha despegado.

Por las casualidades del destino, David Galván coincidió en una novillada con José Antonio Ortega, que es barreño, se convirtió en su apoderado y logró que se viniera a vivir aquí en Los Barrios.

David Galván nos recibe en el Hotel Montera, a escasos 100 metros de la plaza de toros donde entrena y donde protagonizó una destacada tarde el pasado Día de San Isidro en la Feria de Los Barrios. En este hotel, que lo conoce tan bien porque ejercita el “toreo de salón” en los días de lluvia, David Galván nos dedica unos minutos de su apretada agenda.

¿Desde cuándo vives en Los Barrios?

Llevo viviendo en Los Barrios desde el año 2010. Fue a partir de conocer a José Antonio Ortega. Empezamos a trabajar juntos en 2008, y luego en 2009 di el paso a novillero sin picadores. En ese periodo vivía con mis padres en San Fernando y también estaba en la Escuela Taurina de Jerez. Y ya en 2010, tomé la decisión de trasladarme a Los Barrios. El invierno anterior a dar el paso a novillero sin picadores ya lo hago desde Los Barrios. Es el mejor sitio para tener una preparación óptima.

cara3¿Por qué decidiste instalarte aquí?

Me instalo aquí por varios factores: primero somos un equipo y él es mi apoderado y es de aquí de los barrios, es bueno para crear un vínculo cercano. Esta es una zona privilegiada porque tiene más cerca el campo bravo, las ganaderías, etc. Cerca de Los Barrios está Medina Sidonia, Jerez, e incluso aquí hay una ganadería propia que es la de Gavira. Los Barrios está más próximo a las ganaderías que San Fernando, que es donde vivía. Además, toda mi cuadrilla, salvo el banderillero Miguel Ángel Sánchez, que es de Ubrique, todos los demás son de la comarca del Campo de Gibraltar.

¿Cómo nació tu afición por los toros?

En mi familia no había una tradición taurina ni una afición a los toros. Ellos son neófitos en este mundo. Solo mi abuelo por parte de mi padre es aficionado, pero aficionado simplemente. No ha estado relacionado con este mundo. Por tanto, no tenía antecedentes. Y menos en Canarias, que es donde estuve viviendo los primeros siete años. Allí no hay toros.

cara7Entonces, ¿cómo te aficionaste al mundo taurino?

Cuando vivía en Canarias presencié corridas televisadas y me nació esa curiosidad interna. Y cuando vine aquí a la provincia de Cádiz esa curiosidad la materialicé yendo a la escuela taurina y probando. Al principio era un juego para mí y luego ya me enganché y fue cobrando todo más sentido.

¿Cómo se entrena un torero? ¿Se asemeja a la preparación de un deportista?

El torero es torero. No es un deportista ni un atleta. Y dentro de esto, cada torero tiene un plan distinto y hay entrenamientos que vienen bien a unos toreros y a otros no… Cada uno tenemos una preparación distinta, dependiendo de nuestras características.

¿Es dura la preparación?

Lo que sí es verdad, es que todo se parte desde una disciplina amplia. Los toreros somos gente muy disciplinados en nuestra preparación. Porque te estás jugando la vida delante de un toro. Tienes que controlar tu instinto de preservación para crear una obra artística. Crear algo bonito y expresar lo que tú sientes. La preparación física cada torero la enfoca de una manera diferente porque tiene que ser un equilibrio entre la preparación física y mental.

Cada torero enfoca la preparación física con los entrenamientos que le van bien. Yo personalmente intento enfocarla a lo que me va viniendo mejor en cada momento. Ahora tengo una lesión que no me permite correr, porque el impacto contra el suelo hace que la lesión se agudice.

cara5¿Qué es lo más importante en la preparación de un torero?

Aparte de la preparación física, es muy importante el toreo de salón. Es el paso inicial. Es como ensayar los movimientos que posteriormente quieres hacer en la plaza. El toreo de salón consiste en que una persona te embiste y tú toreas con el capote y con la muleta, en la plaza de toros o en un salón. En este toreo, intentas interpretar todos los gestos, todas las suertes y todas las posturas que quieres poner en práctica en la plaza, de tal forma que lo tengas tan asimilado que después, delante de los animales, lo hagas de la mejor manera posible. Sin que se note forzado e intentando superar las dificultades que vayan saliendo y anticipándote a lo que te puedes encontrar en el toreo real.

¿Qué es el toreo para ti?

El toreo es un ejercicio espiritual y mental también. Este es el primer paso. Después está el toreo en el campo, que es torear en tentaderos, en la selección de las vacas, en la ganadería. Y eses es un entrenamiento muy necesario porque es el siguiente paso al toreo de salón.

cara6¿Cómo afrontas el miedo?

El miedo siempre está. Es algo necesario y es lo que hace sobreponerte a las adversidades. Cada uno lo afronta de forma diferente y se prepara mentalmente de forma diferente. Cada torero tiene una personalidad distinta de expresarse.

¿Eres supersticioso? ¿Tienes rituales a la hora de salir a la plaza?

Siempre hay alguna superstición. Cuando entro en la plaza a hacer el paseíllo siempre hago una cruz en el suelo con la pierna derecha, pero tampoco soy muy supersticioso porque no lo siento y, pensándolo fríamente, es una forma de limitarte. Aunque no tiene nada que ver. Hay compañeros que son muy supersticiosos y les va bien.

¿Cuál es tu estilo como torero? ¿Te arriesgas mucho?

Sí que soy arriesgado toreando. No en vano, tengo 10 cornadas en el cuerpo. Mi toreo lo defino como un toreo pasional. Intento que mi toreo sea lo que yo soy como persona, dentro de las bases de verdad, de clasicismo y de pasión. Lo baso todo a la pasión y a la entrega máxima y que todo surja de ahí.

¿Cuáles son tus referentes?

Tengo la suerte de ser de una tierra (Cádiz) y empezar en una escuela taurina, que es y ha sido cuna de grandes artistas y dentro de ellos toreros. Tenemos la suerte de que haya buenos toreros aquí en Cádiz. Para mí, siempre ha sido un referente el maestro Rafael Ortega, que es un torero de los años 60 y 70 y fue una figura muy importante, que muchos lo tenemos de referencia. Antes he dicho que intento expresar mi torero con la mayor pureza, con la mayor verdad y él siempre lo expresaba de esa manera.

Además, siempre he tenido un vínculo sentimental con él. He sentido mucha admiración. Otro de mis referentes ha sido el maestro Miguelín. Ahora que he tenido la suerte de vivir en el Campo de Gibraltar, y las cosas que sé de él, hace que sienta una admiración total. La pena es que ninguno de mis referentes vive y no puedo hablar con ellos ni compararme.

cara2De tu carrera, ¿cuáles son las tardes que mejor recuerdas?

Los momentos en los que me han dejado marcado han sido, sin duda, mis primeros pasos. El primer paso de novillero sin picadores, cuando me puse delante de un novillo, el de novillero con picadores y el paso de la alternativa. Esos tres momentos han sido los más significativos y los tres me dejaron unas sensaciones como de que se había cumplido una meta.

¿Cuál es ahora tu sueño?

Mi sueño ahora es llegar a ser una figura del toreo. Y eso es algo complicado a largo plazo.

¿Cuáles han sido tus mayores logros hasta la fecha?

Sin duda, la corrida en Las Ventas es una de las tardes más especiales que he tenido como torero. Fue mi primera oreja en Madrid, que es la primera plaza en el mundo y que tiene un público muy exigente. Una oreja en Madrid tiene mucho significado para un torero. Para mí ha tenido una importancia vital y me dejó sensaciones bonitas. Yo buscaba la puerta grande y como me pegaron la cornada no pude torear el segundo toro. Vi una puerta abierta de la puerta grande y otra cerrada.

También toreaste hace diez días en Los Barrios, en la Feria de San Isidro, ¿cómo te sentiste?

La corrida del día 15 era muy bonita porque estaba planteada como un mano a mano con el maestro Fandi. Me hacía mucha ilusión torear en mi tierra con mi gente. La verdad es que hubo sensaciones buenas, pero también cosas a mejorar y analizar. Fue una corrida en que la gente disfrutó y se lo pasó bien y me ha servido como aprendizaje.

cara4¿Cómo se presenta la temporada?

Estos días estoy firmando compromisos que estos días se van a hacer públicos, como la corrida que tendrá lugar en la Feria de Algeciras, con Talavante y Enrique Ponce. Lo que quiero, sobre todo, es mejorar y recuperarme de la lesión que me está mermando. Tengo una pubalgia y me afectó en la corrida de Los Barrios.

¿Cuáles son tus objetivos a largo plazo?

Ya he tenido la suerte de torear en plazas de categoría. Mi ilusión es volver a Madrid y refrendar la puerta grande que no pude conseguir por la cogida. Eso es lo que quiero, lo que ansío y lo que necesito. También hay muchísimas plazas de Primera como Pamplona o Bilbao, en las que me encantaría torear. Eso sería buena señal.

¿Qué más te gustaría añadir a esta entrevista?

Me gustaría agradecer a toda la gente que me apoya día a día. Su apoyo es un revulsivo tremendo. Agradezco todas las muestras de cariño que recibo cada día. Por ello, quiero triunfar y, con mi trabajo, devolverles todo el cariño que me están dando. Me siento privilegiado de ser gaditano y de vivir en esta Comarca.

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. David Galván, rotundo, triunfa con cuatro orejas y un rabo en la última de la Feria – El Templete

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.